Actualidad

Desafío mundial para Iván Pastor

Todo gran evento como, por ejemplo, un Campeonato del Mundo es especial. Si, además, la cita en cuestión se desarrolla en el mismo entorno que, en apenas tres años, acogerá los Juegos de Tokio 2020, su simbolismo y magnetismo son mucho mayores. Quizás, sea muy pronto para hablar de un ensayo preolímpico. Por delante, todavía casi tres años. Todo un mundo. No obstante, el Mundial de vela clase RS:X, previsto en la capital japonesa del 18 al 23 de septiembre, presenta ese aliciente añadido del escenario. Un estímulo que, a buen seguro, no pasarán por alto la mayoría de los participantes en el certamen. Entre ellos, Iván Pastor. El incombustible Iván Pastor. Uno de los regatistas más longevos y reconocidos del circuito internacional. A sus 37 años, se dispone a afrontar su duodécimo Campeonato del Mundo en RS:X. Registros casi insuperables. Y con la motivación, el frenesí y el cosquilleo de siempre.

Inmerso en su decimoséptima temporada como regatista profesional, Iván Pastor última la preparación para la gran cita del curso. Un ejercicio que empezó de forma pletórica (campeón de España por quinta vez, segunda plaza en la prestigiosa Regata Internacional Princesa Sofía de Mallorca, sexta posición en la Copa del Mundo de Hyeres, Francia), pero que no tuvo la continuidad deseada en el Campeonato de Europa celebrado en aguas de Marsella, donde el deportista alicantino acabó en el 14º puesto de los 100 participantes. Ahora, el alicantino encara el Campeonato del Mundo de Tokio con mucha ilusión “porque estoy teniendo un buen verano de entrenamientos junto al equipo olímpico holandés. Así que soy optimista, aunque el nivel de la competición es espectacular y va a ser un Mundial durísimo”, señala el regatista FER.

Hasta la fecha, de los once Campeonatos del Mundo RS:X disputados, el mejor resultado conseguido por el deportista FER fue la quinta plaza obtenida en la edición de 2008, celebrada en Nueva Zelanda. También resultó muy destacable la séptima posición obtenida en Omán 2015. Sobre las características del campo de regatas en las que navegará en pocos días, Iván recuerda que durante el mes de julio “ya estuve en el campo de regatas y me gustó. Aunque es un lugar bastante caluroso y con mucha humedad, tiene un buen régimen de vientos variados, así como diferentes tipos de ola. Por tanto, las condiciones me gustan y se ajustan bastante a mis características”, explica el regatista alicantino.

Iván Pastor será uno de los 6 españoles que tomarán parte en la competición masculina. Aunque el deportista FER sigue por encima de todos ellos en el ranking mundial, el alicantino es consciente de que el billete durante este ciclo olímpico se ha encarecido. “Hay un ramillete de 3 o 4 chicos más jóvenes que están creciendo y que van a exigir mi mejor versión para conseguir el único pasaporte nacional en la competición de vela RS:X de Tokio 2020”, comenta Iván Pastor. En definitiva, para Iván, llega un nuevo desafío. El enésimo reto de su carrera deportiva. Con la presencia en cuatro Juegos Olímpicos, el regatista de Santa Pola ya es toda una institución. Pero la ambición sigue intacta. El alicantino se ha propuesto llegar a sus quintos Juegos. En pocos días, afronta una prueba muy simbólica. Es un Mundial y es en Tokio. Más alicientes, imposible.

Noticias más leídas