Actualidad

El exigente camino hacia el Mundial de atletismo en Londres

En poco más de dos meses, el atletismo volverá a acaparar todos los focos. En esta ocasión, si cabe, con más razón. Del 5 al 13 de agosto, Londres se convertirá en la capital del deporte mundial con motivo de la celebración del Campeonato del Mundo del rey de los deportes, una cita siempre fascinante y que, en esta edición, se presenta con un aliciente difícilmente superable: la retirada de Usain Bolt, la gran figura del atletismo universal durante la última década. Al margen de tan magno acontecimiento, otros deportistas más terrenales (entre ellos, siete componentes del Proyecto FER) persiguen desde ya mismo su particular objetivo: la consecución de las mínimas exigidas para estar presentes en el estadio Olímpico de la capital inglesa. Con las competiciones al aire libre ya en marcha, a continuación, repasamos cuáles son esas marcas requeridas:

Jorge Ureña: Es una de las grandes sensaciones del atletismo español de la actualidad. Una condición ganada a pulso tras una temporada de pista cubierta para enmarcar. A finales de enero, estableció un nuevo record de España de heptatlon con unos deslumbrantes 6249 puntos. Semanas más tarde, en marzo, se proclamaba subcampeón continental en Belgrado y, a sus 23 años, demostraba una enorme madurez y personalidad. Ahora, ha de abrazar los 8.100 puntos para ser uno de los decatletas que se clasifiquen para el Mundial de Londres. Dispone de tres oportunidades. La primera llegará a finales de mayo en la Reunión de Götzis, Austria.

Pablo Torrijos: El triplista castellonense ha de alcanzar los 16,80m para disputar el Campeonato del Mundo de Londres. Después de superar los 17m en el invierno de 2015, el castellonense apenas se ha acercado a esa mágica cifra. El pasado año, apuró hasta casi la última oportunidad para llegar a los Juegos Olímpicos de Río. Durante este curso, fue noveno en el Europeo de pista cubierta en Belgrado con un mejor registro de 16,73m.

Eusebio Cáceres: Tras las penurias y fatalidades físicas sufridas en los últimos tres años, entrenar sin dolores y con continuidad ya es todo un logro para el saltador de longitud alicantino. El pasado mes de marzo, ya estuvo en el Campeonato indoor de Belgrado. Se quedó fuera de la final (acabó noveno) por tan solo un centímetro. Ahora, persigue un pasaporte mundialista muy exigente y fijado en los 8,15m. El atleta de Onil está convencido de que tal brinco está a su alcance.

Daniel Andújar: El mediofondista alicantino tiene grabado a fuego en su mente el siguiente crono: 1 minuto, 45 segundos, 90 centésimas. Es el tiempo que hay que rebajar para disputar los 800m del Mundial de Londres. El atleta de San Vicente del Raspeig tiene la marca en sus piernas. De hecho, para ser olímpico el pasado año, estableció unos espectaculares 1:45:61. Entre este precedente y su permanente evolución, hay que ser optimistas.

Concha Montaner, Mar Jover, Fátima Diame: Las tres saltadoras valencianas del Proyecto FER han de volar hasta los 6,75m para estar presentes en el Campeonato del Mundo de Londres. Una marca tremendamente exigente, pero no inalcanzable. De hecho, para competir el pasado año en los Juegos Olímpicos de Río tanto Concha como Mar lo consiguieron.

 

Noticias más leídas