Actualidad

Los nadadores paralímpicos FER opinan sobre la celebración del Mundial en México

El Campeonato del Mundo de natación paralímpica se disputará finalmente antes de que acabe el año 2017. Así lo decidió el Comité Paralímpico Internacional hace pocos días. El pasado 19 de septiembre, México sufría un devastador terremoto. Al instante, se anunciaba que el Mundial de natación, previsto en el país centroamericano, no se disputaría en las fechas previstas: del 29 de septiembre al 7 de octubre. Tras unas jornadas de incertidumbre acerca de la celebración o de la definitiva cancelación del evento, la noticia saltaba la pasada semana. El Comité comunicaba que habrá certamen mundialista antes de la conclusión del año y, como gran sorpresa, determinaba que la cita se disputará en la misma sede inicial, México Distrito Federal. Los cuatro nadadores FER que afrontarán la competición (Ricardo Ten se lo pierde al estar inmerso ya durante esas fechas en plena preparación de la temporada ciclista), nos ofrecen sus reflexiones y opiniones sobre esta recuperación del evento.

¿Cómo valoráis que el Comité Paralímpico haya decidido que el Campeonato del Mundo se celebre antes de que acabe este año y se dispute en México?

José Antonio Marí: No lo comparto del todo, Sobre todo, porque los terremotos están muy recientes y, según diversos estudios, existe una alta probabilidad de que se reproduzcan. Además, yo que lo viví en primera persona, no me atrae en absoluto volver a ese destino.

Ariadna Edo: La verdad es que era una decisión complicada. Personalmente, no me gusta nada la obligación de tener que viajar a un lugar que ha sufrido dos terremotos en poco tiempo, aunque puedo entender que organizar a contrarreloj un evento de este tipo en otro lugar es muy difícil. Ahora bien, lo que no comparto son las fechas. Me parece tardísimo. Y no lo digo ahora por ser en diciembre. Ya lo pensaba cuando iba a ser en octubre.

David Levecq: El Comité Paralímpico Internacional no lo tenía fácil. Contentar a todas las partes es casi imposible. Sorprende que no hayan cambiado la sede, pero imagino que habrán recibido el visto bueno en cuanto a la seguridad de todos los participantes. Además, ya tendrían muchos recursos invertidos para organizar el evento y habrán querido aprovecharlos.

Eva Coronado: Imagino que, para el Comité Olímpico Internacional, no habrá sido fácil tomar una decisión sobre un evento de estas características y en las actuales condiciones. En mi caso, las nuevas fechas coinciden con el Campeonato del Mundo INAS (discapacidad intelectual) y, claro, hubiera querido ir a los dos. Pero repito, les entiendo, no es fácil encontrar una alternativa que contente a todos.

A nivel puramente deportivo, ¿os trastoca mucho vuestros planes, vuestra preparación, vuestra puesta a punto la suspensión y posterior recuperación del certamen?

José Antonio Marí: Claro que afecta. Toda la pretemporada iba enfocada a unas fechas determinadas. Ahora, entre este paréntesis, esta incertidumbre, y este tiempo perdido, la puesta a punto no será la misma.

Ariadna Edo: Lógicamente, trastoca nuestros planes. Cuando estás plenamente preparado a nivel mental y físico, el anuncio de suspensión a 5 días del evento es un golpe duro y difícil de asimilar, claro. Pero bien, durante estas últimas semanas, yo no he dejado de entrenar. Por tanto, quiero ser optimista, y quiero pensar que en estos dos meses que nos quedan, recuperaremos la punta de forma y sensaciones, y llegaremos en buenas condiciones.

David Levecq: No será fácil, obviamente, alcanzar la misma forma que teníamos hace un mes. En todo caso, aún han dado unas 8 semanas de margen, un tiempo que nos permitirá entrenarnos a tope para afrontar la competición con las máximas garantías.

Eva Coronado: En lo deportivo, ahora toca reorganizar nuestra puesta a punto. Es una incógnita porque nunca nos habíamos encontrado ante este escenario. Pero hay tiempo suficiente. Intentaré llegar en el mejor estado posible.

 

Noticias más leídas