Actualidad

Pablo Torrijos: “A mi temporada le pongo un notable”

Habrá que seguir esperando. Por tercer año consecutivo, a Pablo Torrijos se le han vuelto a resistir los 17 metros. Ahora bien, el atleta castellonense ha merodeado más que nunca tal frontera, siempre simbólica para cualquier triplista. Desde el mágico invierno de 2015, cuando voló hasta unos históricos 17,04m en el Campeonato de Europa en pista cubierta de Praga, el deportista FER no acechaba con tanta insistencia la preciada barrera. Es más, si no hubiera sido por el caprichoso viento, el balance de la temporada de Pablo Torrijos sería muy distinto. Hasta en 2 ocasiones, el anemómetro le aguó la fiesta al castellonense. Sobre todo, en el Campeonato de España en Getafe, donde el dios Eolo invalidó unos asombrosos 17,23m. También hubo lugar para una cierta frustración, la experimentada en el Europeo de Berlín, donde Torrijos no estuvo a su mejor nivel y perdió una inmejorable oportunidad de ascender al podio. No obstante, Pablo Torrijos ha adquirido madurez y fiabilidad. Por ello, es muy optimista para el futuro más inmediato.

A la hora de evaluar tu temporada, ¿qué pesa más para Pablo Torrijos, una cierta decepción por no haber superado de nuevo los 17m, o el optimismo de saber que lo has rozado y que los tienes claramente en tus piernas?

Me quedo con la lectura más optimista. Los 17m es una marca que he tenido en mis piernas durante todo el verano, desde la final de liga de clubes de junio, pero que no he podido rebasar de nuevo por culpa del viento. Sé que de forma legal no lo he superado, pero la he realizado por dos veces y en una de ellas la rebasé por 23 centímetros. Por tanto, creo que es cuestión de tiempo. Lo bueno se hace esperar. Esperaremos al próximo curso.

 

¿Ya has superado la cierta frustración del Europeo de Berlín, o todavía no porque sigues pensando que perdiste una ocasión única?

No me gusta mucho pensar en ello. Creo, sinceramente, que perdí una buena ocasión, pero también estoy seguro de que vendrán muchas más en el futuro. Me molesta rendir lejos de mis posibilidades en un campeonato de esas características, pero el deporte es así. Hay que asumirlo y aprender de la experiencia.

Con todo lo bueno y lo menos bueno, ¿qué nota le pones a tu año en 2018?

Le pondría un notable, un 7,5. Ha sido una temporada en la que me he encontrado mejor que nunca y en la que he competido a un alto nivel en casi todos los torneos. Cierto es que me penaliza la actuación en la final del Europeo; por eso, no me pongo más nota. También es verdad que, si el viento de Getafe hubiera sido válido, la valoración también sería más alta.

El año 2019 será un tanto atípico por la tardía celebración del Mundial, en el mes de octubre. Antes, en marzo, hay Europeo de pista cubierta en Glasgow. ¿Te planteas disputar este certamen continental?

La idea es, como hasta ahora, hacer pista cubierta y aire libre. Todavía más en una temporada en la que el Campeonato de aire libre es en octubre. Los atletas vivimos de competir, de ese “feeling” que te da la competición. Así que, como todos los años, empezaré a competir a mediados de enero con el objetivo de disputar el Europeo de Glasgow el primer fin de semana de Marzo. Y ojalá, el próximo año vuelva a derribar la barrera de los 17m

 

Noticias más leídas