David Cantero y Gerard Montoro, con ganas de desquite

Por unos u otros motivos, ni David Cantero ni Gerard Montoro despidieron plenamente satisfechos 2020, un curso que, al margen de las dificultades inherentes a la pandemia del covid-19, no colmó sus expectativas. Tanto David (triatleta, Aldaia, alcanzará la mayoría mañana, 26 de enero) como Gerard (ciclista de Mislata y de 18 años) venían de conseguir espectaculares resultados en 2019. La inercia ganadora y triunfal del ejercicio anterior no encontró continuidad durante el pasado año. No obstante, tanto Cantero como Montoro son dos de las grandes esperanzas de futuro del Proyecto FER. Por calidad, madurez, talento y ambición. Si la crisis sanitaria no se lo impide por falta de eventos, quieren revancha para 2021. Y pese a que acceden a una categoría de edad superior, no rebajan su autoexigencia. Más bien, al contrario. Muestran más motivación y más convicción que nunca.

Desde al pasado mes de mayo, una vez se levantó el confinamiento, David alterna sus entrenamientos entre el Centro de Tecnificación de Cheste y la Universidad de Alicante. “En Alicante, formo parte del grupo de trabajo de Roberto Cejuela, que dirige uno de los programas de triatlón más potentes a nivel nacional. Además, tengo contacto directo con Roberto Sánchez, otro deportista FER, a quien admiro y de quien aprendo día a día”, explica Cantero.

En 2019, el joven triatleta valenciano se proclamó campeón de España cadete. Con este antecedente, David se convertía en uno de los favoritos para el Nacional cadete que se celebró en Pontevedra a finales de agosto de 2020. Sin embargo, tuvo que conformarse con la décima plaza. “Fue una decepción, la verdad. De hecho, casi medio año después, aún me dura. Pasado un tiempo, creo que acusé la estancia en Sierra Nevada pocas semanas antes del evento. Era mi primera concentración en altura con esa duración. Por lo que parece, mi cuerpo no la había asumido todavía en el momento del Campeonato de España. Pocos días después, ya me encontraba mejor y sí percibía los beneficios. Pero cuando competí en Pontevedra, aún no”, recuerda Cantero.

Excelente en la carrera a pie, el deportista de Aldaia es consciente de que su progresión “pasa por mejorar en los tramos de ciclismo y, sobre todo, de natación. Estamos en el camino”, señala. En 2021, David Cantero vivirá el primero de los dos años como junior, un cambio de categoría siempre complicado. Pero no se arruga. “Soy consciente de que el salto de cadete a junior es duro. Y también sé que, en la actualidad, hay principalmente dos chicos, el andaluz Igor Bellido y el gallego Estaban Basanta, ambos son junior de segundo año, por delante de mí. Pero si brillé siendo cadete de segundo año ante rivales mayores que yo, por qué no puedo repetirlo en 2021”, se pregunta Cantero, quien añade: “mis objetivos para el próximo curso son hacer podio en el Campeonato de España, y ser convocado para disputar el Europeo y el Mundial junior. Esperemos que la pandemia no los frustre”, concluye David.

Si brillé siendo cadete de segundo año ante rivales mayores que yo, por qué no puedo repetirlo en 2021

David Cantero

Si el triatleta David Cantero asciende de la categoría cadete a la junior, el ciclista Gerard Montoro da el salto del nivel junior al sub-23, una traslación, si cabe, más acusada, más exigente. Sobre todo, en el primer año. Gerard, natural de Mislata, venía de acopiar títulos en los años 2017 y 2018 (en ambos ejercicios, fue campeón de España cadete en la prueba de velocidad individual), y en el curso 2019, ejercicio en el que conquistó el oro en keirin en el Nacional junior y en que disputó el Campeonato de Europa de la categoría como miembro de la selección española.

Gerard arrancó 2020 con una medalla de plata en el Campeonato de España junior de madison, logro que no le colmó por completo y que llegó a mediados de febrero, poco antes de que la pandemia paralizara al deporte. Tras el largo paréntesis impuesto por la pandemia, el joven deportista FER se preparaba para el Nacional junior, fijado en Navarra a finales de septiembre. Sin embargo, pocos días antes, minutos antes de empezar un entrenamiento en el velódromo Luis Puig, sufrió una indisposición que le provocó grandes daños en la boca. Feliz y milagrosamente, y en un alarde de valentía y pasión, Gerard pudo recuperarse y compitió en Navarra, donde su mejor resultado en pruebas individuales fue una cuarta plaza en la modalidad de un 1 km.

“De cara a 2021, espero seguir progresando. No soy ajeno a las complicaciones que comporta el primer año como sub-23, ya que voy a enfrentarme con rivales 2 y 3 años mayores que yo, pero no pienso resignarme a que sea un simple curso de transición. Voy a competir por todos los títulos que pueda. Y, por supuesto, aspiro a representar a mi país en el Campeonato de Europa sub-23. Seguiré trabajando al máximo para cumplir mis sueños y poner en lo más alto del deporte de la Comunitat Valenciana. Sólo deseo que la crisis sanitaria lo permita. Bastante daño nos ha hecho ya” sentencia Gerard

De cara a 2021, espero seguir progresando. Voy a competir por todos los títulos que pueda. Y, por supuesto, aspiro a representar a mi país en el Campeonato de Europa sub-23

Gerard Montero