Nuevas ilusiones para el atletismo FER (segunda parte)

Tras conocer ayer a Pablo López Rodríguez (salto de altura) y a Carmen Ferrara (60m vallas), hoy llega el momento de presentar a las otras tres novedades que ofrece el atletismo en el equipo FER 2019. Son dos lanzadoras de martillo (Aitana Safont y Ainhoa Gimeno) y la heptatleta Sara Navarro.

Aitana Safont

Natural de Almassora, Aitana Safont, de 18 años, es una apasionada de su deporte. “El atletismo me roba mucho tiempo, pero me da mucho más de lo que me quita”, señala. Aitana empezó a practicar el atletismo a los 12 años. “En un principio, hacía casi todas las modalidades; pero, fue al iniciar segundo de ESO, cuando me especialicé en lanzamiento de martillo”, comenta la deportista castellonense. El pasado curso, la integrante del Playas de Castellón se proclamó campeona de España sub-18. Este año, da el salto a la categoría sub-20 y, por tanto, se enfrentará a Gema Martí, integrante también del Proyecto FER “y un espejo en el que reflejarme, al margen de una grandísima amiga. La admiro y sé que es la elegida para marcar la pauta en España durante los próximos años. Pero no pierdo la esperanza de equipararme a ella y plantearle mucha competencia”, comenta Aitana.

Aunque se define como excesivamente nerviosa, “sí que tengo capacidad para concentrarme en momentos difíciles. Por ejemplo, cuando he cometido dos nulos, no pierdo la compostura antes del tercer y último lanzamiento”, comenta. Amante de deportes tan variados y diferentes como el patinaje, la gimnasia artística, la natación o el senderismo, Aitana señala a la inglesa Sophie Hitchon, campeona olímpica en Río 2016, como su gran referente. Este año, aspira a clasificarse para el Campeonato de Europa sub-20

Ainhoa Gimeno, Aitana Safont y Sara Navarro

Sara Navarro

El Proyecto FER puede presumir de contar en su nómina con dos grandes heptatletas. Con dos grandes combineras, Carmen Ramos y Claudia Conte. Tras sus pasos, aparece Sara Navarro Tortosa, una joven atleta de 19 años (segundo año como sub-20) y natural de Onil. Es decir, comparte su día a día con el gran Jorge Ureña. En realidad, la vinculación de Sara Navarro con el atletismo tiene un componente genético. “Mi tío es Javier Arqués, dominador de las pruebas de velocidad durante los años 80, y 3 veces olímpico, en el 84, en el 88 y en el 92”, recuerda la nueva integrante del Proyecto FER.

“Las pruebas que más me gustan son la altura y las vallas. La que menos, los 800m. Es una modalidad que me inspira sufrimiento. Es la última prueba de las 7, la afrontas agotada y casi siempre hay mucho en juego”, comenta Sara. Ante la durísima competencia que tiene enfrente (María Vicente, Carmen Ramos, Claudia Conte), la alicantina no se asusta. “Les tengo un enorme respeto, son buenísimas; pero, si ellas han sido capaces de llegar hasta donde están, por qué no yo. Además, me defino como competitiva, Esa es mi principal fortaleza. Mi carencia es que, cuando fallo en alguna prueba, pienso mucho, me como la cabeza y decaigo”, señala.

Tengo capacidad para concentrarme en momentos difíciles. Por ejemplo, cuando he cometido dos nulos, no pierdo la compostura antes del último lanzamiento

Aitana Safont

Ainhoa Gimeno

La historia de Ainhoa Gimeno es realmente curiosa. Su primer deporte (además, con licencia) fue la gimnasia artística. “De hecho, de pequeña, veía vídeos de la histórica Nadia Comaneci y me quedaba maravillada”, recuerda. Tras la gimnasia, se vinculó al atletismo. En un principio, la joven deportista castellonense practicaba pruebas de velocidad. Sin embargo, una lesión y una posterior operación le alejaron de las carreras y la acercaron a los lanzamientos. Y de todos ellos, “el que más me gustó, desde el principio, fue el de martillo. Es una especialidad muy técnica”, comenta Ainhoa. De hecho, la deportista castellonense señala que su principal virtud es “la rapidez y la técnica de lanzamiento, mientras que mi punto débil es la fuerza”, reconoce. Tras ser campeona de España sub-16, este año ha dado el salto a la categoría sub-18.