Semanas de vértigo para Alberto Lillo, Marc Gutiérrez y Ander Martín

Recuperadas, desempolvadas y limpias tras un larguísimo paréntesis, las palas de Alberto Lillo y Marc Gutiérrez vuelven a estar preparadas para adentrarse en un carrusel de torneos. También, los remos de Ander Martín, listos para acompañar al deportista torrevejense en el tramo decisivo de la temporada. Después de una espera que se ha hecho eterna por culpa de la crisis sanitaria, los tres componentes del Proyecto FER se reencuentran con las grandes competiciones, con los eventos del máximo nivel, con los certámenes nacionales e internacionales que van a examinar su nivel y progresión.

Especialmente frenéticas se presentan las próximas semanas para Alberto Lillo (Alicante, 20 años) y Marc Gutiérrez (Bigastro, Alicante, 18 años). Los dos jugadores de tenis de mesa van a encadenar tres torneos nacionales en apenas 15 días. Del 16 al 17 de junio, afrontarán el Campeonato de España absoluto. Entre el 18 y el 20 de junio, disputarán el Torneo Estatal sub-23. Y del 27 al 30 de junio, participarán en el Campeonato de España sub-23. Cabe recordar que la categoría sub-23 sólo existe en territorio nacional, no internacional. Alberto es sub-23 de segundo año; Marc, de primero.

Estoy con unas ganas incontrolables de afrontar todo este carrusel de torneos

Alberto Lillo

Para Marc Gutiérrez, esta sucesión de competiciones puede alargarse aún más, siempre y cuando sea convocado para defender al tenis de mesa español en el Campeonato de Europa juvenil o sub-19, certamen previsto del 8 al 19 de julio en Zagreb y que, en esta ocasión, es especial. Hasta el pasado año, la categoría juvenil en Europa abarcaba hasta los 18 años, incluida esta edad. Sin embargo, a raíz de la crisis sanitaria, la Federación Europea ha ampliado la etapa juvenil en un año, hasta los 19. Una medida que favorece a Marc Gutiérrez y que le puede permitir disputar un Europeo que quedó cancelado en 2020 por culpa de la pandemia. Por lo que respecta a Alberto Lillo, su Campeonato de Europa es el sub-21, cuya disputa, si no hay alteraciones, está fijada para el mes de noviembre.

Con respecto a sus aspiraciones, así se expresan los dos palistas alicantinos. Para Alberto Lillo, “mis tres grandes objetivos son: por una parte, ser campeón de España sub-23; por otra, subir al podio en el Nacional absoluto; y, por último, llegar a los cuartos de final del Europeo sub-21. Estoy con unas ganas incontrolables de afrontar todo este carrusel de torneos. No compito al máximo nivel desde principios de marzo de 2020, poco antes de que se desatara la pandemia. Han pasado casi 16 meses, pero me han parecido 16 años”, comenta Lillo.

Por su parte, Marc pretende “conseguir una plaza de podio en los Campeonatos de España absoluto y sub-23; pero, sobre todo, acudir al Europeo juvenil. Hace un año, me quedé muy frustrado por no poder disputar el torneo continental. Ahora, con la ampliación de la edad juvenil hasta los 19 años, se me presenta una oportunidad que, la verdad, no esperaba. Y quiero aprovecharla”, indica el joven palista de Bigastro.

Quiero conseguir una plaza de podio en los Campeonatos de España absoluto y sub-23, y acudir al Europeo juvenil

Marc Gutiérrez

Por su parte, Ander Martín (Torrevieja, 21 años) descuenta las horas para disputar el Campeonato de España de remo en Álava. El deportista torrevejense afrontará la prueba de dos sin timonel, “en la que aspiro a ser la mejor pareja de todas; y no sólo en la categoría sub-23”. comenta. En 2021, el remero torrevejense cumple su tercera y penúltima temporada (en total, son cuatro) como sub-23. “Ha llegado el momento de la verdad. En las dos primeras campañas como sub-23, acusas el salto desde junior, pero ahora, ya no hay excusas.

Por ello, al margen de conseguir un resultado positivo, el Campeonato de España de este próximo fin de semana ha de permitirme adquirir buenas sensaciones de cara al gran reto del curso: el Mundial sub-23, previsto a principios de julio en la República checa. Tanto yo como mis compañeros de selección somos más maduros y tenemos más experiencia. Por ello, el objetivo debe ser, cuanto menos, convertirnos en una de las 6 embarcaciones finalistas”, concluye.

El objetivo debe ser convertirnos en una de las seis embarcaciones finalistas

Ander Martín