Así retoman la actividad los deportistas FER: hoy, deporte adaptado (segunda parte)

Segunda entrega de cómo están retomando los deportistas adaptados del Proyecto FER este proceso de desconfinamiento. Ayer, nos ocupábamos de la vuelta a una relativa normalidad por parte de dos ilustres del deporte paralímpico valenciano, el ciclista Ricardo Ten y el paratriatleta Héctor Catalá. Hoy, es momento de repasar otras disciplinas, como son la natación, el atletismo y el parabádminton.

Con respecto a la natación, de los 10 nadadores adaptados que forman parte del Proyecto FER 2020, los dos primeros en sumergirse en una piscina fueron David Levecq y José Antonio Marí. “Desde el lunes 25 de mayo, de lunes a viernes, podemos disfrutar de una hora al día en la piscina del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat. Además, cada semana, tanto yo como Levecq, solemos ir entre 3 y 4 días a la playa de Gavà. Mientras, el físico lo seguimos haciendo en nuestros respectivos domicilios”, señala Marí. Por su parte, David Levecq comenta que mantienen unos entrenamientos serios y rigurosos, “pero no especialmente exigentes. Es como si estuviéremos haciendo una pretemporada más larga de lo habitual. Al no tener competiciones a la vista, ni podemos relajarnos ni debemos excedernos. Hemos de buscar un equilibrio ante esta situación tan anómala, tan novedosa y, sobre todo, tan incierta, porque, por desgracia, no sabemos ni cómo va a evolucionar ni cuánto va a durar” afirma Levecq.

Del resto de nadadores, hay casos e historias de todo tipo. Eva Coronado y Ana María Martínez, por ejemplo, volvieron a una piscina (en concreto, a la de las Escuelas San José de Valencia) este pasado lunes, primer día de junio. Con anterioridad, Eva ya se estaba ejercitando en la playa de la Malvarrosa hace días, mientras que Ana lo hacía en una pequeña piscina de su domicilio. Por su parte, Sergio Martos y Jorge Palau siguen entrenando en la playa de la Malvarrosa, a la espera de incorporarse a la pileta de Campanar. Mientras, la castellonense Ariadna Edo, sin poder volver todavía al CAR de Madrid por estar cerrada la residencia en la que pernoctan los atletas que no viven en Madrid, va 2 o 3 días a la señala a la playa del Grau de Castellón. Por último, Enrique Alhambra, Lucía Martínez Martínez nadan en sendas pequeñas piscinas de sus respectivos domicilios.

Además de disponer de una hora al día en el CAR de Sant Cugat, tanto yo como Levecq solemos acudir a la playa de Gavà. Mientras, el físico lo seguimos haciendo en nuestros respectivos domicilios

José A. Marí

Con respecto al atletismo, los tres deportistas adaptados FER, los tres clasificados para los Juegos Paralímpicos de Tokio, viven situaciones distintas. Por una parte, los lanzadores Kim López y Héctor Cabrera ya han vuelto a pisar el tartán. Bajo las órdenes del entrenador Juan Vicente Escolano, se reencontraron con el estadio de Gandía el lunes 25 de mayo. Antes, desde principios de mayo, tenían que conformarse con suaves ejercicios en la playa y sobre la arena. El que todavía no ha podido ejercitarse en la pista ha sido Iván Cano Blanco. El saltador de longitud alicantino está alternando las actividades entre la playa y la montaña. 

Por último, la jugadora de parabádminton Marcela Quinteros también ha regresado a su espacio natural, el Centro de Tecnificación Deportiva de Alicante. Lo hizo el lunes 25 de mayo.