David Cantero y Miguel Guzmán: la suerte de poder elegir

La historia del deporte español está repleta de apariciones sorprendentes. De irrupciones casi mágicas. De genios que surgen de la nada. De pioneros que emergen sin previo aviso. De triunfadores en deportes sin tradición, sin arraigo. Manolo Santana, Fernández Ochoa, Severiano Ballesteros, Carlos Sainz, Fernando Alonso, Javier Fernández, Carolina Marín, entre otros, son algunos ejemplos. Valga esta introducción para presentar a dos de las nuevas incorporaciones del Proyecto FER 2020. Son dos casos también insólitos. Inéditos. Son David Cantero del Campo (Aldaia, 26/01/2003) y Miguel Guzmán Tafalla (Valencia, 24/04/2003). Gracias a sus primorosas condiciones físicas, son capaces de brillar en el triatlón y en el atletismo. De hecho, en los últimos meses, ambos han compaginado ambas disciplinas. Mientras, David parece más decidido a adentrarse en el triatlón, Miguel sigue sin desvelar plenamente sus planes e intenciones de futuro. Los conocemos mejor.

A simple vista, David Cantero aparenta ser un chico enclenque, apocado, débil, vulnerable. Sin embargo, detrás de esa primera impresión, emerge un deportista poderoso, pujante, ambicioso, ganador, con una mente privilegiada. En 2019, siendo cadete de segundo y penúltimo año, se proclamó campeón de España de la categoría. “Sin duda, fue una de las mejores carreras de mi vida”, recuerda David, quien se inició en el triatlón “a los 8 años; en cierto modo, porque mi padre ya lo había practicado”. Como les ocurre a casi todos los triatletas, el segmento que más se le resiste y, por tanto, el que peor se le da es la natación. “Quizás, al ser más bajito, este problema de la natación se acentúa. No obstante, estoy insistiendo en esta disciplina, clave y decisiva en este deporte. En cuanto a los aspectos positivos, me gusta mucho correr, sé concentrarme muy bien antes de las pruebas y, una vez en competición, mantengo la cabeza fría, con independencia de que tenga un momento bueno o un instante de crisis”, apunta el deportista de Aldaia.

Cuando se le pregunta por su ídolo, David Cantero lo tiene claro. “Desde pequeño, me he fijado en Javier Lluch, otro deportista FER. Para mí, es un ejemplo, un espejo, como persona y como deportista”, señala. No obstante, si tuviera que componer el triatleta perfecto, ésta sería su combinación: “me quedaría con el carácter de Mario Mola, la regularidad de Gómez Noya, la valentía y la estrategia de Javier Lluch, la constancia de Roberto Sánchez y, como guinda, la enorme calidad en todos los segmentos del francés Vincent Luis”, comenta David. Apasionado del atletismo e interesado por el bádminton, el nuevo triatleta FER es un chico feliz, amigo de sus amigos y orgulloso de su familia.

Sé concentrarme muy bien antes de las pruebas y, una vez en competición, mantengo la cabeza fría, ya sea con en un momento bueno o de crisis

David Cantero

Curiosamente, el pasado mes de marzo, en el último fin de semana de competiciones oficiales antes de que la crisis sanitaria del coronavirus lo paralizara todo, David Cantero y Miguel Guzmán se enfrentaron en los 3.000m del Campeonato de España sub-18 de atletismo en Valencia. En este apasionante cara a cara, se impuso el segundo, componente del club Fent Camí Mislata. De momento, Miguel tiene previsto seguir compaginando los dos deportes, el triatlón y el atletismo, “porque me gustan ambos por igual. Todavía no he decidido la disciplina en la que me centraré de forma definitiva. El tiempo dirá”, comenta Guzmán Tafalla. Si finalmente elige el atletismo como deporte de referencia, sí tiene claro que puede evolucionar “hacia distancias más largas. Creo que puedo ofrecer buenas prestaciones en las pruebas de fondo”, señala el joven deportista valenciano. 

En 2019, el nuevo integrante del Proyecto FER logró el oro en los 3.000m del Nacional sub-18 al aire libre. Y este año, a principios de febrero, debutó con el equipo absoluto del Fent Camí Mislata en el Campeonato de España por equipos de División de honor. Acabó quinto con una marca de 8:22:99, mejor marca europea sub-18 de la temporada. Significativo.

Futbolero y valencianista (“voy a Mestalla a ver el Valencia CF con mi padre”), apunta a la “constancia en el día a día y a la inteligencia en las carreras” como sus puntos fuertes. Por otra parte, “debo concentrarme más y mejor antes de las pruebas”, añade. Al margen del triatlón y el atletismo, tiene otros deportes preferidos como el UFC, un arte marcial que combina el karate, el boxeo y el judo, aunque apenas lo practica. “Sociable y tranquilo y con los pies en el suelo”, Guzmán Tafalla quiere hacer la carrera militar para incorporarse al ejército. Pero por encima de ello, desea triunfar en el mundo del deporte. Y por lo visto, condiciones no le faltan para lograrlo.