Doble desafío internacional para Manuel Bargues

Hay deportistas en cuyo palmarés todavía no figura ningún hito de relumbrón, pero de los que se espera algo grande en cualquier momento. A su alrededor, proliferan los diagnósticos, las opiniones y las valoraciones positivas. Su incorporación al escaparate de los éxitos es cuestión de tiempo. Si aún no lo han conseguido ha sido por diferentes motivos. Bien por juventud, bien por inexperiencia, bien por falta de convicción en sus propias posibilidades, bien por la ausencia de esa pizca de suerte tan necesaria en momentos especialmente sensibles… Un buen ejemplo que se ajusta casi a la perfección al perfil descrito es Manuel Bargues (Valencia, 23/02/1995). El tirador FER es uno de los principales exponentes de la esgrima española. Es uno de los grandes activos en la modalidad de espada. Bargues se adentra en un mes de auténtico vértigo. Del 17 al 22 de junio, disputará el Campeonato de Europa absoluto en Alemania. Del 16 al 23 de julio, afrontará en Campeonato del Mundo en Budapest. En los dos últimos años, el deportista valenciano ha rozado la presencia entre los mejores en ambos torneos. Bargues quiere que 2019 sea su año.

En esgrima, ¿es más complicado un Campeonato del Mundo o un Campeonato de Europa?

Sin duda, un Campeonato de Europa. El mayor nivel de este deporte reside en nuestro continente. En un Mundial, por ejemplo, hay competidores africanos, que tienen menos tradición y calidad. Por tanto, en esgrima, un Campeonato de Europa tiene muchísimo nivel.

En el Europeo de 2017 en Georgia, acariciaste el paso a los octavos de final. En el del pasado año, un solo tocado te privó de meterte entre los 8 mejores. ¿A la tercera irá la vencida?

Ojalá sea así. Desde luego, no va a ser por falta de insistencia e ilusión. Estoy tremendamente motivado. No hay otra fórmula que seguir intentándolo y perseverar. Esperemos que esas derrotas mínimas de los dos últimos años se conviertan en victorias en esta ocasión.

En tu caso, de todos estos factores, ¿cuál crees que ejerce una peor influencia en tu rendimiento como tirador?: inexperiencia, falta de convicción en ti mismo, ausencia de suerte en momentos clave…

Todo un poco, la verdad. Yo sí confío en mí, pero reconozco que también tengo ciertos temores e inseguridades. Quizás, si consiguiera algún éxito o algún resultado importante, aumentaría mi autoestima e inspiraría más respeto al rival.

MANU BARGUES
Con respecto a la competición por equipos, tú y tus compañeros de toda la vida habéis conseguido grandes éxitos en eventos internacionales junior y sub-23, pero os falta dar ese paso adelante en los certámenes absolutos. ¿Por qué consideras que aún no lo habéis conseguido, por errores propios, o porque la competencia es feroz?

Aquí no tengo duda. Nosotros podemos tener nuestras limitaciones, nuestra inexperiencia, pero la competencia que tenemos delante es tremenda. Habitualmente, nos enfrentamos a rivales que no solo son muy buenos; además, tienen mucho recorrido. Y ese mayor bagaje se nota.

En este Europeo no me faltará insistencia e ilusión. Estoy tremendamente motivado

Manu Bargues
Con todo, a principios de mayo, acabasteis cuartos en el torneo por equipos de la prestigiosa Copa del Mundo de París. Precisamente, la clasificación para los Juegos de Tokio se inició y se cerrará (en mayo de 2020) en esta competición. Este reciente resultado ha sido como ver la luz, ¿no?

Desde luego, fue un momento muy emocionante. Nuestro mejor resultado por equipos en un gran evento de categoría absoluta. Nos ha dado mucha moral para seguir dejándonoslo todo en cada torneo e ilusionarnos con el sueño olímpico. A ver si lo podemos refrendar en el Europeo y el Mundial de las próximas semanas.