Guillem Ferrando: sin prisa, pero sin pausa

Guillem Ferrando Porro (19 años, Benifairó de la Valldigna) ya acumula tres fechas imborrables. Una indeleble trilogía de hitos. Para empezar, el 21 de febrero de 2020, debutó con el primer equipo del Valencia Basket. Fue en la Fonteta, en un encuentro de la Euroliga, ante el Maccabi de Tel Aviv. A principios de este año recientemente iniciado, el sábado 2 de enero, durante el choque jugado en Valencia ante el Gran Canaria, el joven deportista FER disfrutó de los primeros minutos en la Liga ACB. Y hace apenas tres días, el 9 de enero, Guillem anotaba sus primeros puntos en la máxima categoría del baloncesto español. Tal logro se escenificó en Bilbao y se materializó gracias a la transformación de dos tiros libres. Curiosamente, el día anterior, Ferrando había cumplido años. Aunque con un ligero retraso, el momento vivido en el Bilbao Arena se convirtió en el mejor regalo.

De esta manera, Guillem Ferrando confirma que, en la actualidad, es una de las grandes promesas de la cantera del Valencia Basket, la entidad de la que es socio desde muy pequeño y en la que, como siempre comenta, “espero triunfar. Mi sueño es llegar al primer equipo, consolidarme como un jugador de club y conseguir grandes hitos deportivos. Me emociono con la posibilidad de protagonizar éxitos y partidos épicos como los que he disfrutado tantas veces desde la grada”, ha señalado, en más de una ocasión, el joven componente del Proyecto FER. 

Dicen que las apariencias engañan. En el caso de Ferrando Porro, sin duda. Guillem transmite una imagen de timidez, de distanciamiento, de introversión, características que quedan fulminadas en la cancha, y que desaparecen cuando hay confianza. El jugador taronja es un entusiasta de su deporte. “Del baloncesto, me fascina todo; sobre todo, la competición y todo lo que conlleva: esfuerzo, compromiso, pasión, tensión, nervios… Me encanta formar parte de un equipo, y me emocionan los vínculos de amistad y unión entre los compañeros. Y lo que no soporto es perder. Imagino que, con el paso de los años, lo iré asumiendo mejor, pero las derrotas me sientan fatal”, explica el joven base del Valencia Basket. 

Al margen de seguir creciendo y mejorando como jugador, y, a ser posible, de continuar incrementando su protagonismo en el primer equipo del Valencia Basket, Guillem Ferrando tiene un gran objetivo en 2021: “estar presente en el Campeonato del Mundo sub-19 este próximo verano. No disputo un gran evento internacional con la selección española desde 2018, año en que alcancé la medalla de plata en el Europeo sub-16. En 2019, no fui seleccionado para el Europeo sub-18. Y en 2020, la pandemia lo arrasó todo. Ahora, sueño con jugar el Mundial sub-19 en julio. Y creo que tengo posibilidades”, señala Ferrando.

Me emociono con la posibilidad de protagonizar éxitos y partidos épicos como los que he disfrutado tantas veces desde la grada

Guillem Ferrando

Guillem Ferrando tiene otro motivo de peso para brillar en el mundo del baloncesto. “Quiero triunfar, pero no sólo por mí. También, por mis hermanos César y Marc. Y, sobre todo, por mi madre Alicia, más que una madre, una fuente de inspiración permanente. Y no sólo por haberme trasladado durante muchos años desde Benifairó hasta L’Alqueria. Ella sabe que hay más motivos. Todo lo que pueda llegar a conseguir será un éxito colectivo”, concluye Guillem.