Héctor Catalá y Noelia Juan: a falta de competiciones, concentraciones

A falta de competiciones, concentraciones. Frente a los riesgos de la pandemia, enclaustramiento. A estas máximas se han acogido dos triatletas del Proyecto FER. Héctor Catalá, deportista paralímpico, y Noelia Juan salieron de la Comunitat Valenciana el pasado 12 de enero. Primera parada, Sierra Nevada, destino en el estuvieron un mes, hasta el 14 de febrero. Después, sin solución de continuidad, de la montaña a la playa. Una vez concluyeron su estancia en tierras andaluzas, se desplazaron hasta Lanzarote. La isla canaria es, ahora, en su centro de operaciones desde el 17 de febrero hasta el 1 de marzo. Todavía habrá una tercera escapada. Del 14 de abril al 4 de mayo, regreso a Sierra Nevada. Así de nómada e itinerante se plantea la primera parte del año para estos dos componentes del Proyecto FER.

“Todo tiene su explicación. En primer lugar, nuestro deporte, el triatlón no suele ofrecer competiciones hasta la llegada de la primavera. Además, los efectos de la pandemia nos obligan a buscar enclaves más seguros, destinos en los que podamos trabajar con más tranquilidad. Es decir, en condiciones normales, hubiéramos desarrollado la concentración de Sierra Nevada a principios de año, pero después, ya hubiésemos regresado a casa. Por desgracia, las condiciones sanitarias de nuestra Comunitat, con todo lo que suponen en cuanto a restricciones, no han sido las mejores. Por este motivo, por ejemplo, hemos organizado la estancia en Lanzarote durante la segunda quincena de febrero. Aquí, la situación es mucho mejor. Además, disponemos de buenas instalaciones para mantener el nivel de los entrenamientos. Por supuesto, toda esta planificación está avalada y bendecida por nuestro equipo técnico y médico, y por el Comité Paralímpico Español”, señala Héctor Catalá, paratriatleta nacido en Serra y de 32 años.

Los efectos de la pandemia nos obligan a buscar enclaves más seguros, destinos en los que podamos trabajar con más tranquilidad"

Héctor Catalá

Tras un 2019 de ensueño y prácticamente insuperable, en el que, por ejemplo, se proclamó campeón del mundo en la categoría PTVI (discapacidad visual), Héctor Catalá apenas pudo competir durante el pasado año. Sólo afrontó una Copa del Mundo, la celebrada en el mes de octubre en Portugal. De cara a este ejercicio, todo está focalizado hacia los Juegos Paralímpicos del próximo verano. Pese a que la gran cita de Japón continúa entre interrogantes, el deportista FER está convencido de que los Juegos “se van a celebrar. Aunque es casi inevitable, intento estar al margen de todas las informaciones que llegan desde Japón. Yo me he hecho a la idea de que estaré en Tokio. Y día a día, me exprimo para llegar en las mejores condiciones. Porque mi objetivo es conseguir la medalla de oro”, expresa Héctor.

Con respecto a los eventos previos, si la pandemia no lo impide, el deportista FER tiene previsto disputar dos competiciones. Por una parte, a principios de mayo, está fijado el Campeonato del Mundo de paratriatlón en Milán. Con posterioridad, ya en junio, Héctor Catalá afrontará o bien una Copa del Mundo, en La Coruña, o bien una Serie Mundial, en Leeds. “Y nada más. Ya después, llegará Tokio. De ahí la importancia de aprovechar al máximo las tres concentraciones previstas en los primeros meses del año”, concluye Héctor, quien cuenta con la inestimable compañía, deportiva y personal, de Noelia Juan, la triatleta natural de Bétera y de 24 años.

Espero debutar en abril, en la Copa de Europa de Melilla, clasificatoria para disputar el Campeonato de Europa distancia sprint, uno de mis grandes objetivos de la actual temporada"

Noelia Juan

Durante el pasado curso, Noelia brilló en el Campeonato de España absoluto distancia sprint, en el que rozó el podio. No tanto, en el Nacional de distancia olímpica. Además, en la Copa del Mundo disputada en Valencia, obtuvo la 21ª plaza, de un total de 33 competidoras. En la agenda de Noelia Juan, aparece, como primera cita del curso, la Copa de Europa de Melilla, prevista para el 18 de abril. “Es una competición interesante. Y es clasificatoria para disputar el Campeonato de Europa distancia sprint de este año, uno de mis grandes objetivos de la actual temporada. También, por supuesto, me gustaría ser seleccionada para el Campeonato de Europa distancia olímpica”, comenta Noelia.

Al margen de todo ello, el gran reto de Noelia en 2021, siempre que la pandemia lo permita, pasa “por ascender posiciones en el ranking internacional. Actualmente, ocupo la plaza 92ª. He de ganar plazas en la clasificación mundial para tener acceso a pruebas importantes que me permitan puntuar y, de esta manera, soñar con el próximo ciclo olímpico”, concluye la deportista de Bétera