Las ‘guerreras’ FER Silvia y Lara, al asalto de Europa

Se acerca diciembre y, como es habitual, llega el momento de la selección española de balonmano femenino. Desde hace un tiempo, el tramo final de cada año es inseparable de las grandes emociones que genera el combinado integrado por las famosas y célebres guerreras.

En esta ocasión, el evento que concita la atención es el Campeonato de Europa, previsto en Francia del 30 de noviembre al 16 de diciembre. Un evento espectacular. De máxima exigencia. De suprema dificultad. En el balonmano, tanto masculino como femenino, un certamen continental reúne mucho más nivel que un Campeonato del Mundo o unos Juegos Olímpicos.

La selección española no asciende a un podio internacional desde 2014, año en que alcanzó la plata en el Europeo de Hungría. Las “guerreras” sueñan con volver a emocionar a sus seguidores. Todo es posible con este grupo de deportistas, siempre generosas, siempre combativas. Entre ellas, dos integrantes del Proyecto FER, Lara González y Silvia Navarro. En la primera fase, se enfrentarán a Croacia (sábado día 1), Holanda (lunes día 3) y Hungría (miércoles día 5). Pasan los 3 primeros del grupo a la siguiente fase. A pocos días de arrancar el espectáculo, éstas son las reflexiones de Silvia y Lara.

Las principales potencias del balonmano internacional se concentran en Europa

Silvia Navarro
Eres una de las veteranas en la selección, has disputado todo tipo de competiciones y este será tu sexto Europeo. Con la experiencia que tienes, ¿crees que el nivel de los Campeonatos de Europa es más alto que el de un Mundial o el de unos Juegos Olímpicos?

Sin duda. Un Europeo es muchísimo más complicado que un Mundial. Las máximas potencias del balonmano internacional se concentran en Europa y ello dota de un nivel altísimo a esta competición.

La última vez que la selección subió al podio fue en el Europeo de Hungría, en 2014, donde conseguisteis una medalla de plata. ¿Crees que este año se puede aspirar al podio o es muy difícil?

Sabemos que será difícil. Como he comentado, estamos ante un Europeo y en esta competición el podio está carísimo. Siempre ha sido así. Selecciones como Noruega, Dinamarca u Holanda son las favoritas para optar a medalla. Nosotras tenemos a favor que llegamos con muchas ganas y dispuestas a trabajar partido a partido. Creo que, con esos dos componentes, la recompensa puede ser maravillosa.

A la selección se le escaparon las opciones de medalla en el Mundial’15, en los Juegos de Rio’16, en el Europeo’16 y en el Mundial’17. ¿A qué crees que se ha debido?

Es cierto. Hemos pasado varios años en blanco, pero la selección ha trabajado en cada competición y estoy convencida de que pronto volverán los buenos resultados.

Llegamos con mucha ambición e ilusión

Lara González
Eres una de las fijas con la selección en los últimos años. En Francia disputarás tu tercer Europeo, ¿qué nivel esperas encontrarte?

Así es, tengo la suerte de haber podido competir con la selección en competiciones internacionales de todo tipo y creo que en Francia nos espera un campeonato muy duro. Actualmente, el balonmano europeo tiene más nivel que el mundial. Siempre hay excepciones, como Brasil y Corea, que tienen mucha calidad, pero el nivel es más fuerte en Europa.

¿Crees que la selección tiene opciones de poder subir al podio en esta ocasión?

El podio será muy difícil. Francia es la actual campeona del Mundo y, además, la anfitriona. Será una rival muy fuerte, eso seguro. Rusia, Holanda y Noruega tienen muy buenos equipos, así que acceder a una medalla será complicado. Sin embargo, este campeonato es la primera puerta de entrada a los Juegos de Tokio 2020 y la selección llega con mucha ambición e ilusión, así que todo puede pasar.

Desde el Europeo de 2014, el combinado nacional no ha logrado colgarse una medalla en competiciones internacionales. ¿A qué crees que se debe esta etapa en blanco?

Es cierto. Llevamos un tiempo sin acceder a la lucha por las medallas, pero hemos estado muy cerca. También es verdad que, desde hace un par de años, estamos en un proceso de cambio. Han entrado jugadoras nuevas y es necesario un periodo de adaptación, tanto entre jugadoras como con el cuerpo técnico. Los resultados llegarán.