Sebastián Mora: “Ha sido un buen Europeo; lo prioritario es llegar a Tokio”

No hay mejor noticia para un deportista que tener problemas a la hora de enumerar de carrerilla todos sus éxitos. Las dudas o las interrupciones son buena señal. Apuntan a palmarés rico, extenso y abundante. De esos que exigen una memoria privilegiada para exponerlo con fluidez y sin titubeos. Sebastián Mora ha llegado ya a este extremo. Su acumulación de hitos en los velódromos internacionales desde 2015 es extraordinaria. Durante los últimos 5 años, apenas ha habido podios europeos o mundiales que se le hayan resistido. Así ha ocurrido en el certamen continental de este pasado fin de semana en Holanda, donde el deportista FER logró la medalla de oro en la prueba de scratch. Tres días más tarde, el pistard de Vila-real, de 31 años, no podía lograr el ansiado doblete. Tuvo que conformarse con la quinta plaza en la madison, su modalidad fetiche, la disciplina que, si no ocurre nada raro, le permitirá competir en los Juegos Olímpicos de Tokio. 

Sebastián Mora inició el Europeo de ciclismo de forma poco habitual. El jueves 17 de octubre, el deportista castellonense se levantó a las 5 de la mañana. Lo extraño no era tanto el madrugón. Lo realmente sorprendente es que el ciclista FER competía esa misma tarde. En concreto, disputaba la prueba de scratch. “Visto desde fuera, parece una decisión un poco arriesgada y una cierta imprudencia, pero prefería entrenar en Valencia hasta el último momento. Además, la modalidad que afrontaba en la tarde de ese jueves, el scratch, no era mi prioridad. Iba a disputarla sin presión, para empezar a tener buenas sensaciones en el velódromo de cara a la madison del domingo. Al final, me salió bien el madrugón y la estrategia”, comenta, entre risas, Mora. No era la primera vez que el castellonense reinaba en esta disciplina del scratch. Ya lo hizo en el Europeo de Francia 2015 y en el Mundial de Londres 2016.

Sebastian Mora

Quedaba su gran cita, la madison, la prueba olímpica en la que Mora compite con Albert Torres. El castellonense y el balear forman uno de los dúos más prestigiosos en el circuito internacional. No en vano, en los últimos años, han sido campeones de Europa en 2015 y 2016, bronce en el Mundial de 2016 y plata en el Mundial de 2018. En esta ocasión (en concreto, ayer domingo), concluyeron en la quinta plaza. “En absoluto lo consideramos como un fracaso. Obviamente, nosotros siempre somos ambiciosos, siempre aspiramos a lo máximo, pero hay que ser sensatos y realistas. No siempre se puede ganar. No falló nada. En este Europeo de Holanda, había un gran nivel. Además, cada carrera es un mundo y ayer no pudimos llegar más arriba”, apunta el deportista FER.

Por tanto, tras el oro en el scratch y la quinta plaza en la madison, “el balance es positivo. Primero, porque lograr un título continental siempre es un orgullo y una gran alegría. Y, sobre todo, porque en nuestra prueba principal, la madison, hemos demostrado, pese a no subir al podio, que seguimos siendo competitivos. No hay que olvidar que, a estas alturas, el objetivo es conseguir el billete olímpico, un pasaporte que tenemos muy encaminado. Ahora, lo intentaremos cerrar en las tres Copas del Mundo previstas antes de final de año: Minsk, Glasgow y Hong Kong”, concluye el ciclista castellonense. Mora acaricia el regreso a unos Juegos Olímpicos. Tras competir en Londres 2012, ya avista Tokio 2020. 

A estas alturas, el objetivo es conseguir el billete olímpico, un pasaporte que tenemos muy encaminado

Sebastián Mora