Ocho taekwondistas FER, al asalto de la corona nacional absoluta

Punto final al paréntesis. Tras el parón navideño, y una vez casi finalizado el primer mes del año, el taekwondo empieza a desperezarse y a recuperar todo su vigor.Con la llegada de febrero, regresan las competiciones. A partir de ahora, un sinfín de eventos van a sucederse sin solución de continuidad. Llega la época del año más intensa. Hasta principios de mayo, momento de la disputa del Campeonato de Europa absoluto en Croacia, el taekwondo se sumerge en un incesante carrusel de certámenes.

El banderazo de salida se dará este próximo fin de semana(1-2 de febrero) en Santander, escenario del Nacional absoluto. El Proyecto FER desplazará hasta la capital cántabra una delegación compuesta por 8 deportistas: cuatro chicos y cuatro féminas. Se vislumbra un suculento botín de medallas.

De los 8 representantes del Proyecto FER que tomarán parte en este Campeonato de España absoluto de taekwondo, uno de ellos afronta el evento como una especie de vuelta a empezar. Es Daniel Ros. El deportista nacido en Catral, de 26 años, parte de cero. A finales de 2018, era un firme candidato a los Juegos Olímpicos de Tokio, pero el infortunio se cruzó en su camino y abortó todas sus aspiraciones. Víctima de una lesión en el dedo de la mano derecha, el alicantino se vio obligado a pasar dos veces por el quirófano y apenas pudo competir durante el pasado curso. “Llego bien. Con el ánimo recuperado, las ilusiones intactas y en buena forma. El objetivo no puede ser otro que la medalla de oro en menos de 87 kg”,señala Ros.

El objetivo es la medalla de oro

Daniel Ros

Quien también pone en juego gran parte de su crédito para el futuro más inmediato es Javier Chicote. A punto de cumplir los 22 años, el deportista de Paiporta inicia su segunda temporada en la categoría absoluta.El pasado año, logró la medalla de bronce. “En esta ocasión, voy a por el oro. Me encuentro fuerte y creo que puedo conseguirlo.Necesito un impulso de estas características para ganar en seguridad y confianza. En los próximos tres meses, voy a buscar el gran objetivo de esta temporada: clasificarme para el Campeonato de Europa absoluto en el mes de mayo. Ése es mi gran sueño”, señala Chicote (categoría de menos de 74 kg).

Completarán la nómina masculina en este Nacional absoluto de Cantabria Hugo Arillo e Iván Soriano.El primero representa una de las grandes esperanzas de futuro del taekwondo valenciano. En 2019, el ilicitano concluyó su etapa como junior y completó un curso casi insuperable. A partir de ahora, ya como sub-21, Hugo, de 17 años, aspira a confirmar que es un diamante en bruto. Por su parte, Iván Soriano busca mejorar el balance del pasado año, en la que acusó el cambio de categoría (de junior a sub-21).

Con respecto a la representación femenina, cuatro son las deportistas del Proyecto FER que competirán en Santander. Lorena Cabel(tercer y último año como sub-21) defiende la medalla de oro lograda el pasado año en Alicante. Por su parte, tras dos años en los que los resultados no han sido los deseados, Blanca Palmer aspira a reencontrar la brillante versión que, por ejemplo, le permitió maravillar en 2016con la plata en el Europeo absoluto. Por último, las jóvenes Palmira Tatay y Blanca Palmer(ambas de 17 años y primer año como sub-21) encaran este Nacional absoluto con ambición, pero sin presión. Sus grandes retos llegarán en los próximos meses.