2019, un año clave para Paula Soria

Apenas tres semanas. Este es el periodo de tiempo que resta para que Paula Soria vuelva a la arena. En este caso, nunca mejor dicho. La jugadora alicantina de vóley playa se encuentra en plena cuenta atrás para su estreno competitivo en 2019. Un debut que se escenificará en el Wold Tour 3 Estrellas de Sídney, Australia, del 6 al 10 de marzo.

La deportista FER se reencontrará con los saques, los bloqueos y los remates 5 meses después de su última comparecencia. Paula no disputa un torneo oficial desde finales de septiembre, momento en que afrontó el 3 Estrellas de Qinzhou, China. Aunque la ambición y las ganas de superación son difíciles de reprimir, a la alicantina no le importaría repetir las prestaciones y resultados del pasado año.

“La verdad es que 2018 fue un año estupendo, pero no perfecto. Sin duda, la mejor de mis temporadas. Al margen de todos los logros deportivos, una de las grandes conclusiones del curso pasado fue la gran compenetración alcanzada con mi nueva compañera, Belén Carro”, apunta la deportista FER.

2018 fue un año estupendo. Sin duda, la mejor de mis temporadas

Paula Soria

La lista de éxitos del ejercicio anterior es amplia. A nivel internacional, consiguió sendas platas en los Word Tour 1 Estrella de Tailandia y Filipinas, y se proclamó campeona de los Juegos Mediterráneos. Mientras, en territorio doméstico, hizo doblete: oro en la Copa de España de Maspalomas; oro en el Campeonato de España en Fuengirola.“Eso sí, a nuestro gran año 2018, le faltó una guinda. Me refiero a nuestra ausencia en el Campeonato de Europa de Rusia. De cara a este nuevo ejercicio, no solo queremos sumar la mayor cantidad de puntos en el Circuito Internacional. En 2019, sí o sí, queremos estar en el Mundial (primera semana de julio en Hamburgo) y en el Campeonato de Europa (segunda semana de agosto en Rusia). La presencia en estos dos eventos es un objetivo clave para nosotras”, explica Paula Soria.

En el horizonte, el sueño de llegar a disputar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. “Un sueño no imposible, pero sí muy complicado”, reconoce Paula. “Es obvio que la clasificación directa (es decir, ser una de las 15 primeras parejas del ranking internacional a principios de junio) es tremendamente difícil. Hay que reconocerlo. Pero no nos resignamos. Queda la vía del Preolímpico europeo. E, incluso, una tercera y última opción, la del Preolímpico global o Mundial, semanas antes de que llegue Tokio. Y creo que ahí si podemos estar para buscar el ansiado billete”, señala la componente del Proyecto FER. En breve, arranca un nuevo año deportivo para Paula Soria. Un curso preolímpico y, por tanto, muy especial. Un ejercicio plagado de sueños y buenos propósitos. Unas ilusiones a las que la alicantina quiere aferrarse.

Tokio 2020 es un sueño no imposible, pero sí complicado

Paula Soria