Sebastián Mora, ante un curso plagado de alicientes

Aunque el curso 2019 todavía se encuentra en sus albores, hay deportes que ya ofrecen sus grandes citas del año. Es el caso del ciclismo en pista, que, en pocos días, propone su Campeonato del Mundo (27 de febrero-3 de marzo en Polonia). A menos de un año y medio para los Juegos Olímpicos de Tokio, el certamen universal previsto en el velódromo polaco se perfila como un termómetro perfecto para calibrar las opciones y los estados de forma de todos los aspirantes a participar en la grandiosa cita de la capital nipona.

Entre ellos, el deportista FER Sebastián Mora, quien volverá a luchar por un podio mundialista junto con el balear Albert Torres en la prueba de madison. Bronce en el Mundial 2016 de Londres, plata en el Mundial 2018 de Holanda, el ciclista castellonense afronta esta cita mundialista con ambición. «Somos conscientes de que se espera lo mejor y lo máximo de nosotros. Y lo máximo y lo mejor es subir al podio. Asumimos la presión. No nos asusta. A por ello vamos”, comenta el deportista castellonense.

Durante las últimas temporadas, Sebastián no solo ha ascendido a dos podios mundialistas. También fue campeón de Europa de madison en los años 2015 y 2016. Con todo, el planteamiento del deportista castellonense cambió en el verano de 2017. En ese momento, el ciclista FER supo que su especialidad en los velódromos, la madison, retornaba a la agenda de competiciones de los Juegos Olímpicos. “Desde que terminé sexto en la persecución por equipos de Londres 2012, mi sueño era volver a unos Juegos Olímpicos. Ese gran objetivo esta muy encaminado. No obstante, yo y mi compañero Albert lo tenemos claro. No se trata solo de estar. Se trata de aspirar a ser protagonistas y conseguir que el ciclismo en pista vuelva a nutrir al medallero español en unos Juegos Olímpicos”, señala Sebastián.

Somos conscientes de que se espera lo mejor y lo máximo de nosotros. Y lo máximo y lo mejor es subir al podio

Sebastián Mora

En 2018, tras la plata en el Mundial de Holanda, celebrado, como ahora a principios de marzo, el ciclista FER abrió una etapa de cierta sequía que se rompió el 15 de diciembre, fecha de consecución de la medalla de bronce en la Copa del Mundo de Londres. “En este Mundial de Polonia, las parejas más poderosas y, por tanto, las principales rivales serán Dinamarca, Inglaterra, Australia y Alemania”, comenta el deportista FER.


Al margen de su día a día en el velódromo, escenario principal de su ejecutoria deportiva, el deportista castellonense fue noticia durante el pasado mes de noviembre gracias a su fichaje por el equipo profesional Caja Rural para la temporada de ruta. Mora ha sido elegido con la siguiente tarea o cometido: ayudar y proteger a los ciclistas de la formación navarra llamados a luchar por las victorias de etapa.

“Afrontar esta temporada de carretera con el Caja Rural-Seguros RGA representa una nueva y una gran oportunidad. La llevaba buscando ya hace tiempo. Me incorporo a uno de los equipos españoles más punteros en la categoría Profesional-Continental, de la que no había formado parte hasta ahora. Me va a suponer un salto de calidad. Espero corresponder a la función que se me ha asignado, lanzar a los compañeros sprinters. Y es perfectamente compatible con mi preparación y versión en el velódromo. Lógicamente, la posibilidad de disputar la Vuelta a España es real y, lógicamente, me ilusiona. Pero no nos precipitemos. Paso a paso” concluye el ciclista castellonense. Para Sebastián Mora, arranca un curso apasionante. Plagado de alicientes.