Carmen Ramos: “No me esperaba el récord. A Berlín voy a por lo máximo”

“Sinceramente, no me lo esperaba. Han pasado casi 48 horas y sigo emocionada, desbordada”. Son palabras de Carmen Ramos Vellón (Castellón de la Plana, 18 de junio de 1998), la flamante plusmarquista española absoluta de heptatlón desde el pasado domingo, 8 de julio. Con tan solo 20 años, y en su primera temporada como sub’23, la deportista FER ha entrado en la historia del atletismo nacional al pulverizar un registro que se mantenía indestructible desde el año 2002. Sus ya célebres 5.905 puntos representan mucho más que una simple cifra. Constituyen la confirmación de un enorme talento. Coinciden, además, con una nueva explosión de otro diamante en bruto: la combinera catalana María Vicente, quien, este fin de semana, se proclamaba campeona de Europa juvenil o sub’18. Carmen y María anuncian una era apasionante de las pruebas combinadas en España. Sus duelos prometen ser espectaculares. Todo llegará. De momento, la componente del Proyecto FER saborea su reciente éxito y ya prepara las maletas para su próximo reto: ni más ni menos, que el Europeo absoluto del mes de agosto en Berlín.

Antes que nada, enhorabuena por este gran logro. ¿Te lo esperabas o has sido la primera sorprendida?

Sinceramente, no me lo esperaba. Es más, todavía no me lo creo. Afrontaba este Nacional sub’23 con molestias en el cuádriceps. Me había resentido hacía dos semanas en el Memorial Jose Antonio Cansino de Castellón. Ello me obligó a bajar ligeramente el ritmo de entrenamientos en los días previos. Ahora, una vez pasado el Campeonato de España, creo que este pequeño parón me vino bien.

¿Cuándo te das cuenta realmente de que puedes batir el récord de España absoluto de heptatlón, que se mantenía vigente desde 2002?

Pues realmente, antes de la última prueba, antes de los 800m. Tras las cuatro pruebas del sábado, estaba en números de superar la plusmarca española sub’23 o promesas. Ya en la jornada del domingo, me salieron muy bien, mejor de lo esperado, la longitud y la jabalina. En ese momento, hablamos con mi entrenadora, con Manoli Alonso, y vemos que el récord absoluto está al alcance si hago un gran 800m. Y mira, lo conseguí. Han pasado 2 días y sigo emocionada.

¿Qué te hace más ilusión, haber establecido el récord nacional absoluto de heptatlón, o haber conseguido la mínima para el Europeo absoluto de Berlín?

Difícil pregunta y difícil respuesta. La verdad, los dos hitos me hacen una gran ilusión. Lograr un récord nacional absoluto con tan solo 20 años, cuando, además, no lo esperas, es muy reconfortante. Y si encima, este récord te da la mínima para un Europeo absoluto… No se puede pedir más. ¡Es que voy a ir a un Europeo absoluto sin haber estado en uno sub 23…! Es increíble.

Estamos a un mes justo de Berlín (del 7 al 12 de agosto). ¿Con qué predisposición vas a la capital alemana?

Sobre todo, a disfrutar de la experiencia. Pero que nadie crea que voy a hacer acto de presencia y ya está. Ni mucho menos. Voy a por todas. Soy consciente de que me enfrento a rivales del máximo nivel, claro. Pero no voy solo a coger experiencia y poco más. Al igual que m entrenadora, soy muy competitiva y ambiciosa. Iremos a por lo máximo.

Por último, ¿qué te parece que, en un mismo fin de semana, tú consigas el récord de España absoluto y María Vicente, dos años más joven que tú, se proclame, campeona de Europa sub18, con récord del mundo de la categoría incluido?

¿Qué puedo decir? Han sido días históricos para nuestra modalidad el heptatlón. Lo de María Vicente es impresionante. Es puro talento. A ver si entre las dos hacemos que la gente se enganche más a las pruebas combinadas en el futuro. Sería la mejor noticia. Y por supuesto, ojalá, las dos podamos representar a España en unos Juegos Olímpicos más pronto que tarde.