Actualidad

Derribando muros (Crónica FER del fin de semana)

Un fin de semana para derribar muros. Para atravesar fronteras que, hasta la fecha, habían resultado infranqueables. Para romper maleficios históricos. El Proyecto FER ha disfrutado de un episodio deportivo en el que ha espantado viejos fantasmas. Ejemplos no faltan. El más espectacular se ha localizado en la ciudad rusa de Kazán, sede del Campeonato de Europa absoluto de taekwondo y escenario de un éxito de relumbrón. El protagonista de tal logro ha sido Daniel Ros, quien ayer se colgó una fantástica medalla de plata.

A sus 24 años, el taekwondista de Catral ha hecho cumbre. Hasta el momento, el alicantino había sido quinto en el Europeo de Azerbaiyán 2014, bronce en los Juegos Europeos de Bakú 2015 y quinto en el Mundial de Corea 2017. Perseguía, casi con desesperación, un triunfo sonoro y sonado en un gran evento internacional. Ya lo tiene. Superó tres combates. Especialmente meritorio fue el triunfo en semifinales ante un oponente alemán. Ya en la final, solo el ruso Larin, el número 1 mundial en la categoría de menos 87 kg, le privó de ocupar la plaza más alta del podio. En definitiva, todo un mensaje en pleno ecuador del ciclo olímpico. La presencia en Tokio 2020 no es ninguna utopía.

La plata de Daniel Ros en el Campeonato de Europa de Kazán tuvo también su efecto balsámico. Compensatorio. Atemperó la tristeza y la decepción de Blanca Palmer y Raúl Martínez. Ambos cayeron en los cuartos de final y se quedaron a las puertas del podio. El jueves, la gandiense cayó por la mínima (3-2) ante una rival francesa. Mientras, el sábado, el ilicitano lo bordó en sus dos primeros combates, pero fue derrotado con cierta claridad en la antesala de las semifinales por un contrincante de Azerbaiyán, uno de los mejores taekwondistas en menos de 80 kg. A Raúl, excelente competidor y habitual medallista en torneos internacionales, se le sigue resistiendo un podio en un certamen de postín.

Otra de las deportistas FER que ha roto un maleficio en su carrera deportiva durante este reciente fin de semana ha sido Paula Soria. La jugadora alicantina de vóley playa, de 25 años, nunca había encadenado dos podios consecutivos en apenas 7 días. Hace pocas jornadas, Paula se colgó la plata en el World Tour 1 Estrella de Manila, Filipinas. Ayer, consiguió el mismo botín en otro torneo 1 Estrella del circuito internacional. Esta vez, el disputado en Bangkok, Tailandia. La jugadora FER y su compañera, la madrileña Belén Carro, perdieron en la gran final ante un dúo estadounidense. Paula atraviesa un excelente momento de forma. Grandes perspectivas de cara a las dos grandes citas del año: los Juegos del Mediterráneo, en Tarragona, a finales de junio; y el Campeonato de Europa, en Holanda, a mitad de julio.

Manu Bargues y Playas

Mientras, Manuel Bargues se encargó de derribar otro de los muros que parecían imposibles de derruir. El tirador FER recuperó su versión más brillante para completar la mejor Copa del Mundo absoluta de esgrima de su carrera. Además, fue en la de París, en una de las más prestigiosas y multitudinarias de toda la temporada. El viernes, fue uno de los 32 mejores de los 305 participantes y, por primera vez, pudo acceder a la jornada del sábado, donde esperan los 32 primeros clasificados del ranking internacional. Ya entre los 64 elegidos, fue capaz de superar el primer asalto. Finalmente, cayó cuando solo quedaban 32 tiradores en el tablón de la competición. A la postre, brillante 17ª plaza. Toda una inyección de optimismo para relanzar una trayectoria que había perdido chispa en los últimos tiempos.

Para finalizar, dos apuntes. En balonmano femenino, el Rocasa Gran Canaria de Silvia Navarro no pudo conquistar el trofeo de la EHF Challenge Cup. Tras el empate a 22 registrado en el partido de ida, el conjunto insular estaba obligado a  una hazaña: ganar el encuentro de vuelta en Polonia, en la pista del Lublin. Aunque llegó a los últimos cinco minutos con opciones, acabó perdiendo por 27-23. Por último, los equipos masculino y femenino del Playas de Castellón se proclamaban el pasado sábado en Barcelona campeones de España de clubes de atletismo en categoría sub’20. Diversos atletas FER contribuyeron a la consecución de tales logros. En chicos, Aimar Palma, Carlos Muñoz Lacedón, Jorge Dávila y Eloy Hornero y tres atletas que pertenecen al Garbí de Gandía, pero que, en esta ocasión, defendían al Playas: Víctor Faus, Luis Salort y Enrique Llopis. En féminas, participó Claudia Conte.

 

Noticias más leídas