Actualidad

La eclosión de Claudia Conte

Difícilmente, Claudia Conte podrá olvidar el mes de julio de 2018. Permanecerá en su retina y en su memoria durante mucho tiempo. No es para menos. Hace apenas 2 semanas, en su primer gran certamen internacional, concluía el heptatlón del Campeonato del Mundo sub’20 en una brillante décima plaza. Además, con una nueva plusmarca nacional de la prueba, 5550 puntos. Ayer, 15 días después, la atleta castellonense se superaba a sí misma. Durante una Reunión Internacional de pruebas combinadas celebrada en Francia, la atleta castellonense destrozaba su propio registro y fijaba el récord de España sub20 de heptatlón en unos asombrosos 5.818 puntos, cifra que le permitía ser la mejor de las 18 participantes en el tartán francés. Una eclosión en toda regla. Una irrupción categórica. Claudia, de 18 años y estudiante de Diseño Industrial, se añade a la fiebre femenina de las pruebas combinadas en España. María Vicente, Carmen Ramos, Claudia Conte… Espectáculo asegurado para los próximos años.

Antes que nada, enhorabuena por estas 2 espectaculares semanas. ¿Esperabas una eclosión así?

La verdad es que estoy sorprendida por todo lo conseguido. Ya en el Mundial de Tampere me fascinó mi actuación; sobre todo, durante la primera jornada. Y lo de este fin de semana en Francia ha sido increíble. Me encontraba bien, pensaba que podía llegar a los 5.600 y hacer récord de nuevo, pero llegar a los 5.800… Ha sido casi un shock. Contentísima.

¿Cuáles son las razones de esta irrupción? ¿Cómo nos lo puedes explicar?

Durante los dos últimos años, en la etapa junior o sub’20, he trabajado y he entrenado mucho. Muchísimo, más bien. Lo que pasa es que no acababan de salir los resultados. Quizás, por falta de confianza en mí misma. Yo creo que la clave ha sido precisamente esa, ganar en confianza, en seguridad. He demostrado todo lo que puedo ofrecer.

En 2019, te incorporas a la categoría promesa o sub’23. Imaginamos que el objetivo será clasificarte para el Europeo de la categoría…

Por supuesto. En todo caso, al ser sub’23 de primer año, será muy complicado. Ahora bien, otra de las lecciones que he aprendido en los últimos meses es no obsesionarme con las marcas y con las mínimas. Es preferible disfrutar de cada competición y no estar tan pendiente de las mínimas. Te libera, te quita presión.

Parece que el heptatlón en España se va a adentrar en una época dorada y próspera con Claudia Conte, con Carmen Ramos y con María Vicente. ¿Qué opinas al respecto?

No puedo estar más contenta por ello. Primero, me alegro por Carmen y María. Son excelentes atletas y grandes personas. Tenemos una gran relación. Y después, si esto contribuye a que las combinadas femeninas dejen de ser como el patito feo de nuestro deporte, bienvenido sea.

Por último, ¿alguna dedicatoria especial tras estas 2 semanas tan exitosas?

Claro. Por una parte, un recuerdo para Paco Margalet, uno de mis primeros entrenadores en Penyeta Roja y que falleció hace pocos días. También, claro, a mi familia, por su paciencia, apoyo y comprensión incondicionales. Y cómo no, a mi grupo de entrenamiento y a Manoli Alonso, mi preparadora. Manoli siempre es la última en abandonar la pista cada día. Este detalle lo dice todo.

Noticias más leídas