Ricardo Ten: el deportista sin brazos, sin pierna, sin límites… sin igual

No es un milagro. Tampoco, un fenómeno paranormal. Ni siquiera, un misterio de la humanidad. Es, simplemente, Ricardo Ten. Un atleta ejemplar. Asombroso. Portentoso. Extraordinario. El longevo y casi incomparable deportista adaptado valenciano descansa ya en Valencia después de un sublime Campeonato del Mundo de ciclismo paralímpico en pista en Holanda. Su balance es casi insuperable. Tres medallas de tres posibles, y dos récords mundiales. A sus 43 años, el componente del Proyecto FER sigue desafiando todos los límites. Continúa empequeñeciendo el diccionario. Ricardo encadena gestas y proezas con una facilidad inusitada. Antes, en la natación. Ahora, sobre una bicicleta. En tan solo dos años, se ha convertido en uno de los mejores ciclistas de su categoría de discapacidad (la MC1). En el velódromo y en la carretera. En pruebas explosivas y rápidas, pero también en las de más fondo y resistencia.

“Ha sido un Campeonato del Mundo perfecto y redondo. Realmente, no esperaba estos resultados tan brillantes. Sabía que podía hacerlo bien en la persecución individual de 3 km, mi principal objetivo. Esta prueba es la que había preparado a conciencia. Quería retener la corona conseguida en el Mundial del pasado año en Río de Janeiro. Pero la consecución del récord del mundo no entraba en mis planes iniciales. Luego, el bronce en la modalidad de 1 km, el oro en el scratch de 15 km y el récord mundial en los 200m, disciplina que se disputaba por primera vez a título experimental, ya fueron una auténtica guinda. En resumen, el balance es tremendamente satisfactorio”, apunta Ricardo Ten. Toda una inyección de optimismo, motivación y confianza de cara a los Juegos Paralímpicos de 2020, que se celebrarán en Tokio en apenas año y medio.

Ahora, sin apenas descanso, Ricardo Ten empezará a preparar y planificar la temporada de aire libre, cuyo momento cumbre llegará con la celebración del Campeonato del Mundo, previsto también en Holanda en el mes de septiembre. En las carreteras de los Países Bajos, el deportista FER tendrá el listón altísimo. En el Mundial de 2017 de Sudáfrica, Ten logró la medalla de plata en la prueba en línea. En el del pasado año, desarrollado en Italia, Ricardo conquistó un espectacular doblete: bronce en la contrarreloj individual, plata en la prueba de fondo. “Aunque siempre he dicho que se me da mejor el ciclismo en pista por ser más explosivo y guardar más similitudes con la natación, me hace mucha ilusión la temporada de ruta. Desde luego, mejorar, e incluso igualar, el doblete del pasado año va a ser muy complicado, pero ahí está el desafío. A por él”, señala el deportista valenciano. Como siempre, sin tibiezas, sin contemplaciones, sin reservas. Así es Ricardo Ten. El deportista sin brazos, sin pierna, sin límites… sin igual.

Ha sido un Campeonato del Mundo perfecto y redondo. Realmente, no esperaba estos resultados tan brillantes

Ricardo Ten