Sebastián Mora mantiene un idilio con Londres

Para Sebastián Mora, Londres es una ciudad especial. Durante los últimos años el ciclista castellonense ha encontrado en la capital inglesa un destino talismán, un escenario inspirador, un velódromo con embrujo. En 2012, el deportista de Vila-real disputó en Londres sus primeros y, hasta la fecha, únicos Juegos Olímpicos. En 2016, el ciclista FER logró en Londres una fantástica medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de pista. Y el pasado sábado, también en Londres, Sebastián Mora se reencontró con el podio de una gran cita internacional.

El castellonense y su inseparable Albert Torres conseguían la medalla de bronce en la madison de la última Copa del Mundo del año. El éxito relanza a la pareja española, necesitada de un espaldarazo tras no alcanzar los resultados esperados en las últimas pruebas.

“Nos hacía falta un logro de estas características. Nuestro último podio internacional fue la medalla de plata lograda el pasado 4 de marzo en el Campeonato del Mundo de Holanda”, apunta Sebastián Mora, quien considera que en Londres “corrimos con mucha inteligencia táctica. Recuperamos sensaciones y confianza. Nos va a venir muy bien de cara al Campeonato del Mundo de finales de febrero en Polonia”.

Nos hacía falta un logro de estas características. Nuestra último podio internacional fue la medalla de plata en el Mundial de Holanda

Sebastián Mora

La pareja Mora-Torres no había podido brillar ni en el Europeo de agosto en Glasgow, donde fueron quintos, ni en las tres Copas del Mundo celebradas en los últimos dos meses: París (acabaron quintos), Canadá (finalizaron sextos) y Berlín (concluyeron en una discreta undécima plaza). En Londres, acabó una sequía de metales que ya se prolongaba durante casi 10 meses.

Por si este bronce en la madison no representaba un botín lo suficientemente brillante, al día siguiente, el deportista FER rozó el podio en el ómnium, una prueba individual y multidisciplinar que engloba cuatro disciplinas: scratch, eliminación, tempo y puntuación. De los 20 participantes, el ciclista castellonense terminó en la quinta plaza, a tan solo 2 puntos del bronce. “Desde que el ómnium tiene este formato, era la primera vez que afrontaba esta prueba. Acabar quinto y tan cerca del podio constituye un gran resultado. Estoy muy contento de cómo ha transcurrido el fin de semana. Desde luego, se puede afirmar que Londres es un escenario talismán”, comenta Mora.

Aunque en enero se celebran dos nuevas Copas del Mundo, en Nueva Zelanda y Hong Kong, el deportista FER y el balear Albert Torres no tienen previsto competir hasta el próximo Campeonato del Mundo, cuyo desarrollo está previsto en Polonia del jueves 28 de febrero al domingo 1 de marzo. “Ahora, toda nuestra preparación va enfocada al Mundial de Polonia. Allí queremos demostrar que somos una de las parejas más fuertes y certificar nuestra presencia en los Juegos de Tokio. Tenemos la clasificación muy encarrilada. Falta confirmarla. Estoy muy entusiasmado con la opción de volver a ser olímpico. Lo fui en Londres 2012, donde acabé sexto en la prueba de persecución por equipos. Pero verme en Tokio 2020 y con opciones reales de hacerlo muy bien en la madison me hace una enorme ilusión”, concluye el deportista de Vila-real.

Queremos demostrar que somos una de las parejas más fuertes y certificar nuestra presencia en Tokio 2020

Sebastián Mora